viernes, 11 de septiembre de 2009

Te quito la camiseta lentamente mientras bailas con el perfume de mi pelo. Te muerdo el cuello de la misma manera que tú muerdes aquellos melocotones que tanto te encantan. Sólo se oyen suspiros, suspiros de incógnito que entran por debajo de la puerta, trepan entre las sábanas y se cuelan por nuestras bocas. Me muero por recorrer tu espalda con mis dedos al son de alguna canción que nos vuelva locos a los dos mientras me sonríes.

6 comentarios:

  1. Me gustan las canciones que nos vuelven locos... :)

    ResponderEliminar
  2. És una canción o es tuyo?
    En todo caso me gusta, pero me sobra lo de melocotones, las cosas por su nombre que culpa tiene la fruta? xD

    Un beso :*

    ResponderEliminar
  3. Sin duda una sensación sublime.
    Un saludo y un canto de ballena. =)

    ResponderEliminar